¿Por qué necesitas definir la cultura organizacional para atraer y fidelizar talento?

Definir la cultura organizacional se ha convertido en la tarea principal de aquellas empresas que quieren triunfar. El motivo es simple, lo que permite a una organización triunfar son sus empleados y esa manera única de trabajar y relacionarse. Por lo que, podríamos decir que la cultura organizacional es ese elemento que define estos aspectos. 

Se dice que si un árbol quiere crecer y alcanzar su máximo esplendor, sus raíces deben ser sólidas y profundas. Pues bien, lo mismo sucede con las empresas, sin una cultura organizacional sólida y arraigada en los empleados nunca podrá alzar el vuelo. 

En el mercado laboral, todo esto se traduce en empresas en las que todo el mundo quiere trabajar y otras en las que no. Y es que, ¿Quién no querría trabajar en Disney, Netflix o Google?

Definir la cultura organizacional de tu empresa en 3 pasos

Cualquiera podría pensar que el proceso para definir una cultura organizacional es cuestión de mecánica cuántica. Pero la realidad es que a través de tres sencillos pasos podemos crear una imagen fidedigna de la cultura de nuestra organización. Y lo mejor es que puedes ponerlo en práctica en tu empresa. 

Para poner hilo a la aguja hemos de empezar por determinar las personas que formarán el equipo que va a definir la cultura organizacional. Lo más habitual es ver cómo los directivos de la organización se juntan para definir una cultura que acabará afectando a todos los individuos de la organización. Así que, ¿Por qué no crear un equipo multidisciplinar?

Mapear la cultura organizacional consiste en definir una serie de aspectos predeterminados que nos permiten entender cómo funciona una organización por dentro. Nos permite hacernos una idea clara de la personalidad de la organización. Pero, ¿Cómo mapear la cultura organizacional?

Pues bien, existe una plantilla mágica creada por Gustavo Razzetti (Liberationist) que concreta la cultura de la empresa en 10 puntos claves. Lo único que necesitas es ir rellenándola con la información de tu organización.

Descárgate la plantilla del Cultural Canvas para empezar a definir tu cultura corporativa.

Si has seguido los pasos anteriores, tendrás muchísimos “insights” de cómo tus empleados definen a su propia organización. Ahora toca ordenar todas estas ideas, encontrar puntos en común y crear un documento conjunto con el que todo el mundo se sienta identificado.

¿Por qué es importante definir la cultura organizacional?

Las personas necesitamos un entorno que nos garantice una estabilidad, seguridad y foco, para desarrollar nuestro trabajo de la manera adecuada. Este entorno, también llamado cultura organizacional, es lo que nos permite alcanzar nuestro máximo potencial. Las empresas que crean una cultura organizacional sólida y bien definida, consiguen empleados más productivos, más comprometidos y más leales a la organización. 

Pero dedicarle tiempo y definir la cultura organizacional te aportará muchos otros beneficios como departamento de recursos humanos. Aquí los más importantes:

Los candidatos quieren trabajar en organizaciones donde poder ir a trabajar un lunes con una sonrisa de oreja a oreja. Definir la cultura organizacional te permite ofrecerles ese espacio que cualquier persona necesita para poder realizar su trabajo de la manera adecuada. Además, hay que tener en cuenta que la manera en como los empleados se relacionan tiene un impacto considerable en la cultura empresarial. Por este motivo, has de asegurarte que la manera de interactuar sea la adecuada y les permita crear vínculos emocionales y profesionales entre ellos. 

El trabajo es uno de los sitios en los que pasamos más tiempo como personas, si no estamos cómodos acabaremos abandonando el barco. De lo contrario, si nuestros empleados se sienten bien trabajando en la organización, conseguiremos alargar su ciclo de vida en la empresa. Lo que dicho de otra manera significa que conseguiremos reducir la rotación de la plantilla.

El cómo es trabajar en una organización es uno de los principales reclamos de los candidatos para trabajar en una empresa o en otra. Por lo que, transmitir la cultura de la empresa de manera transparente no tan solo te permitirá atraer más candidatos. También te ayudará a captar aquel talento alineado con la personalidad de tu organización.

Todos hemos sentido en algún momento que las decisiones en nuestra organización se toman sin un criterio claro. Y es que definir la cultura organizacional permite a los líderes de nuestra empresa identificar aquellos empleados modelo dentro de la plantilla para tomar mejores decisiones. A partir de este momento, tanto las contrataciones, las promociones como los despidos se decidirán basándose en unos factores objetivos. 

Las organizaciones que no definen su cultura asumen el riesgo de que su cultura evolucione y escape al control de la empresa. Definir la cultura organizacional te dará un marco de referencia de tu cultura deseada y de las posibles desviaciones que puedan surgir. Porque no nos engañemos, todas las culturas corporativas son dinámicas, es decir, evolucionan con el tiempo. 

Mejorar la marca empleadora de tu empresa no consiste en mostrar únicamente las cosas buenas de la organización. La clave de tener un buen Employer Branding o no, reside en ser transparente y manifestarse tal y como uno es. Esta es la única manera de conectar con el talento que estás buscando y empezar a crear el vínculo que necesitas para que trabajen para ti. 

 

PoSt anteriores

Eduka-te y la Fundación Proyecto Don Bosco firman un convenio de colaboración este 2021.

Con este acuerdo ambas entidades pretenden desarrollar proyectos dirigidos a colectivos demandantes de empleo, con el fin de facilitar y agilizar el proceso de incorporación al mercado de trabajo
Ver artículo

Nuevas obligaciones en materia de igualdad

Es importante señalar que todas las empresas, con independencia del número de trabajadores, deben: adoptar medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres
Ver artículo

Cubrir el 100% del crédito, entre los objetivos económicos principales

"La formación no es una opción, sino una obligación de las empresas, y su bonificación es un derecho de estas que radica en un beneficio para la empresa"
Ver artículo

Despídete del sofá: los 6 errores que tienes que dejar de cometer en teletrabajo

La nevera parece estar pronunciando tu nombre a cada momento y tal vez te asalten preguntas como “¿es este un buen momento para poner una lavadora?”
Ver artículo